Bernardo

Él es Bernardo. Tiene 71 años y vive en la Palma de Anaga, un antiguo poblado agrícola al lado de la escarpada costa norte de Tenerife. Una aldea donde sólo quedan dos casas con presencia humana y que no deja indiferente a nadie. El acceso a este receso de tranquilidad es una senda tan peligrosa como encantadora a más de una hora a pie de cualquier tipo de civilización.

Bernardo vive con su querida perrita Inga, y de vez en cuando recibe la vistia de su buen amigo Juanvi, a quién tuvimos el placer de conocerlo y que nos mostrara el lugar. Juanvi le traía provisiones para pasar la Semana Santa. No tenía apenas nada y todo nos lo ofreció.


Y cuando me preguntan porqué me gusta viajar, les contaré la historia de Bernardo.

Using Format